jueves, 4 de abril de 2013

Las cosas del criar: Rabietas


Tengo 40 años y dermatitis atópica. Dos condiciones de peso para hacer gala de un nivel de paciencia y sosiego vital importante. La primera, la edad que todo lo cura. La segunda, cuando has aguantado picores torturadores durante tres cuartas partes de tu vida, generas un autocontrol zen ante casi cualquier estímulo irritante interno o externo.

Además soy una persona tranquila, serena, casi imperturbable, flemática en situaciones de tensión. Por ejemplo, en el trabajo. Modestia aparte, durante muchos años he sido en mi redacción de cortinas naranjas, la más rápida y fría a este lado del río Pecos. Sobre todo, cuando las cortinas no eran naranjas y hasta que llegó borrega mayor, que hoy por hoy es la más veloz e impertérrita del lugar cuando sólo quedan  cinco minutos para las 14:00 horas y para que entre la 010.

Pues bien, todo esto no me ha servido para afrontar las rabietas de Ladecuatro. Empezaron puntuales al año y medios. Toda la literatura pediátrica coincide en que se inician alrededor de los 18 meses. Ella empezó a cabrearse como una fiera cuando la sentábamos en el carro o en la silla del coche, cuando dormía poca o mucha siesta, cuando quería algo que no era conveniente que tuviera entre sus manitas gordezuelas.

Han ido pasando los meses y los años y se ha convertido en una central nuclear, libera millones de kilotones cuando explota. Con casi 5 años, se supone que estos episodios tendrían que estar acabando. Pues todo apunta a que esto ya no son berrinches esporádicos, falta de tolerancia a la frustración. No, esto es su carácter.

La última rabieta se produjo hace un par de días. Jugaba el Barça en la tele y después de cenar decidimos ver el final del partido en el salón. En casa no hay afición por el fútbol, pero a ella le ha dado por ahí. 'Vale, mami, vemos al Barça y luego una peli en el salón'. 'Cariño, es que es muy tarde y cuando se acabe el fútbol nos vamos a dormir que los papás mañana trabajan'. 'Ya, pero es que yo quiero' (frase clave, indicadora de que se va a liar). 'No, venga, vemos acabar el partido y a la camita, ¿vale?'..... Y así se inicia un toma y daca agotador en el que yo voy aplicando todo lo que he leído: me arrodillo a su altura, intento esquivar la rabieta con dulces y maternales artimañas como hacer bromitas, cosquillitas, payasadas varias..... pero es que ella va a tener una rabieta y no hay escapatoria.


Después de la explosión, reacción. Como tampoco le ha servido nunca ni el tiempo fuera, ni el rincón de pensar, la suerte está echada. 'Te vas dormir que estás muy cansada y nos acabas de hablar muy mal' Eso, lo digo yo y sólo lo oigo yo, porque ella berrea un 'noooooooooo quieroooooooo' sin fin. La levanto en brazos, 22 kilos de niña exaltada, que gira las rodillas al revés de una manera que sería incapaz de describir. A mi me recuerda a Lina Morgan doblando la pierna. La subo a su habitación y pienso que sería maravilloso y muy cómodo tener una casa sin escaleras... no sólo por esto en concreto, también a la hora de hacer la colada... pero bueno, eso lo pienso para abstraerme de la rabieta. Estoy  tranquila, serena, imperturbable, flemática.... le quito la ropa, le pongo un pañal, se rompe el pañal porque está desatada, le pongo otro pañal que no se rompe, le pongo la camiseta, está sudando como si estuviéramos en agosto, le pongo el pantalón del pijama, imposible con las piernas tiesas como palos, pero se lo pongo. La llevo a su cuarto, la subo a la cama, baja de la cama, la vuelvo a subir a la cama, se vuelve a bajar.... 'quiero ir abajoooooo con el papááááá´'.... Yo, callada, tranquila, serena, imperturbable, flemática. Ella, indignadísma, empieza a reducir un poco la intensidad para intentar negociar. 'Mamáaaaa, vamos a hacer un trato, yo me porto bien y me dejas bajar a ver el fútbol'. 'El fútbol ya se ha acabado'. 'Pero mamáaaaaaa, puedes pensarte si me dejas bajar a ver el fútbol cuando ahora me porte bieeeeen??? Piénsatelo, vengaaaaaa...' 'El fútbol se ha acabado es hora de dormir'.

De repente aparecen por la puerta Ladeseis y papá, ese a quien ha llamado a gritos pidiendo auxilio. Vienen e interrumpen mi gestión estivillística de la rabieta. Ladeseis dice que tiene sueño y que ha subido a ver si así su hermana se tranquiliza... 'porque sabes qué, teta, es que se ha acabado el fútbol de verdad'. 'Ya pero es que yo quería verloooooooooooo'. No puedo. Siempre vence ella porque siempre me pone a parir. Salgo de la habitación derrotada. 'Chicas, la mamá se va a dormir'. Pero papá intenta quitarle hierro a la escena dramática y me dice que les dé un besito de buenas noches a las nenas. Esta noche se va a quedar él leyendo un cuento porque yo me he quedado exhausta, de mal humor, liofilizada, deshidratada anímicamente.... Le doy un beso a Ladeseis que es empatía pura y comprensión hecha niña. Me acerco a Ladecuatro, que está en su cama, tapada y ya tranquila. Nos miramos fíjamente, estamos muy enfadadas la una con la otra pero nos vamos a dar un beso de buenas noches. Me agacho, me coge del cuello para abrazarme y yo creo que me voy a desmayar de amor porque creo que me va a decir aquello de lo siento. Me aprieta mucho mucho y me da un beso con mocos. '¿Mamá, Dios es calvo? Es que si tengo que pintarlo un día en el cole no sé si el calvo'. 

Esta es la parte de risa, la que quieres recordar, la que quieres que quede. Pero hay otra parte que quien no tengo un niño de carácter fuerte, impulsivo, tocapelotas, imposible, explosivo probablemente no entienda. O quizás sí entienda y no quiera reconocer. Y es cómo te quedas si la rabieta no acaba en este plan surrealista. Estás agotada, muy enfadada, te preguntas sin parar qué estás haciendo mal, por qué es así... Y te enfadas tanto tanto que esperas no encontrarte con la matrona que te dijo que todo eso no pasaría si le hubieras dado de mamar.

10 comentarios:

  1. A ver....me estás dejando espantadita perdida ¿hasta los cinco años duran las rabietas? Por Dioooor.... y que eso es por no dar de mamar ¡jooooooo soy de tu club clavado!

    ¡ESO SI LO DE DIOS ES CALVO ME HA DEJADO FELIZ! ¡GRAAAANDÍSIMO!

    Un besote desmadroso

    ResponderEliminar
  2. Sí!! A Ladecuatro aún le duran y Ladeseis no tuvo. Si el destino está escrito, en el mío alguien apuntó que lo que no viví con una me toca compensarlo con otra.

    Y lo de dar de mamar puesssssssss, ya lo contaré. Que ya soy capaz de reirme mucho del tema.

    Besos y gracias por pasar por aquí!!

    ResponderEliminar
  3. By the way, acabo de ver que Critter es tauro... lasmías son las dos tauro. Olé!!

    ResponderEliminar
  4. Sin palabras...ya lo habías contado en el otro blog donde te conocí pero explicado en primera persona, explayándote...uuuufff que duro!! yo he pasado una fase terrible que parece que llega a su fin con el que ahora tiene 3 años y medio. y si,yo SI que di de mamar hasta los 15 o 16 meses al mayor y no me he librado tampoco de unas tanganas monumentales ("es que no le has dado hasta los 6 años", me dirán a mi) juas!

    ResponderEliminar
  5. Hola Simonetta! Gracias por pasarte por aquí! Bueeeenooo, lo de dar de mamar, ya sabes... hablábamos tanto en bebesymas de ese tema que yo reconozco que lo tengo clavadito. El debate y ciertas reflexiones, que yo lo tengo muy asumido. Pero a veces, cuando le doy vueltas al carácter de Ladecuatro y a sus cosas y no le encuentro explicación a nada, me autocontesto de coña con lo de no haber dado de mamar. Pues espera que estoy preparando un post sobre 'los celos' que también tiene su miga. Otro clásico de 'las cosas de criar'
    ;)

    ResponderEliminar
  6. Jajjaajajaja Estoy llorando de la risa, vale ya paro. Seré breve: mi primero no tmó teta, en 6 años 2 rabietas. La segunda lleva 23 meses tocandome los pezones, rabietas:infinitas ultimamente cae 1 cada dia. Que te sirva de consuelo y perdona si continuo riendo....

    ResponderEliminar
  7. Hola Martina! Ríe, ríe!!! Esa es la idea! He descubierto el poder terapéutico de la risa contra las rabietas y otras cosas de criar. Con las pruebas que aportas, igual podemos rehacer la teoría... no es tanto la teta, como el lugar que ocupa el niño/a rabietístico/a entre los hermanos.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  8. Hola! he caido por aqui despues de leerte en Bebes y mas y decirte que me he reido mucho pero con una de 3 años y 3 meses que parece gemela de la tuya miedo me da que la cosa siga ... y con lo de la teta ando algo perdida, disculpame, pero hemos teteado hasta hace 6 meses, vamos veinte días antes de nacer su hermano que lo dejo , vamos que en mi caso será cuestión de mala leche jajaja...

    ResponderEliminar
  9. Anna, a Martín ya le están yendo a menos (4 años en julio), y de hecho ahora se ha convertido en un niño dócil y tranquilito, en general. Sin embargo de vez en cuando aparece el dark side, si le llevamos la contraria comienza a hacer lo que nosotros llamamos "el molino", que es girar los brazos violentamente para pegarnos, abrir la boca y venir hacia nosotros con los dientes preparados o echarse encima en plan destroyer. Luego cuando se le pasa me dice: "mamá, nunca voy a volvera pegarte". En el cole es muy tranquilo, cariñoso, huye de los conflictos, generoso, y en el parque ídem (con lo que sufrí yo con sus mordiscos), así que el jodío solo persiste con sus ataquitos en casa. Eso sí, muy de vez en cuando. Yo lo pasé fatal, recuerdo con 14 meses o así le dio una época por meter los dedos en los ojos en el parque a otros niños, jajajaja. Tenía que situarme a medio metro y no moverme, observando a cualquier incauto que se acercara a jugar con él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ciberia!! Qué alegría leerte aquí después de el cruce fugaz allá por otro blog!!
      Pues yo con Ladecuatro sigo sufriendo. Intuyo que con ya casi 5 años esto se v a quedar así: una niña de fortísimo carácter, con un celos de su hermana, con una cabezita alucinante y con tanto genio como sensibilidad. En el cole es un encanto, cabezota pero una niña muy querida por sus compañeros y por su seño, pero en casa es otra cosa. Es duro, pero ver escritos sus capítulos rabietiles me hace poner distancia, serenidad e incluso humor al tema!
      Besos!!!!

      Eliminar