domingo, 26 de mayo de 2013

No es lo mismo


Cuando aún resuenan los ecos del post de Molinos sobre la terminología CN, me pongo nostálgica con las broncas2.0 de hace unos años y me entra el disgusto. El disgusto es una situación desagradable. Es una mezcla de cabreo y pena. Con toques, en este caso, de frustración por tener la sensación de no ser capaz de explicarse bien. Cuando el disgusto llega por una bronca2.0, me entran ganas de decir hasta aquí hemos llegado, no vuelvo a abrir la boca, si lo sé me callo. Pero me releo y veo que ha sido todo un calentón y que no tengo nada de lo que arrepentirme.

Y concluyo con la experiencia de estos últimos días que sí, que hay una especie de guerracivilsmo maternal con posiciones muy marcadas. En un bando un masa sin forma que no se adscribe a siglas. En el otro, padres y madres que dicen seguir una filosofía de crianza.  Esta sí, con siglas (CN) o con títulos (crianza con apego). A mi me parece todo maravilloso y no tendré nada que objetar (sólo faltaría) a alguien que amamanta, colecha, portea, no lleva a la guardería... Así, como hechos, costumbre y rutinas. Sí que tengo que objetar (sólo faltaría también) que lo que serían simples prácticas diarias, rutinas, costumbres o formas de hacer las cosas, se acaben convirtiendo en una ley suprema.

Abandonado el hábito de leer y comentar sobre estos temas por puro agotamiento que me causaba el paroxismo continuo, hace unas semanas que me encontré con esta noticia. Muy interesante. Yo no he amamantado a ninguna de mis dos hijas. Desde sus primeras horas de vida tomaron biberón. Por lo tanto, seguramente no debería hablar sobre esta cuestión. O sí. 

El artículo enlazado dio la vuelta al mundo 2.0 materno. En twitter aparecía acompañado de frases así: 'cómo arruinar tu lactancia en 13 pasos', 'así fracasa una lactancia'. Y como me gustan mucho las palabras, pensé que son tan importantes que pueden convertir una cosa en otra que no es. Porque no es lo mismo arruinar una lactancia, que interrumpirla. Ni fracasar en  la lactancia que decidir terminarla. No es lo mismo hablar de fracasar, porque lo contrario es tener éxito y quien no lo tiene, fracasa y se puede sentir muy mal. Y lo contrario de arruinar es prosperar o enriquecer y a mi no me parece bien que a una mujer se la hable con términos de este campo semántico del fallo, el error y la frustración. 

Pero es que pasa la lactancia y sigue igual el campo semántico: abonado de conmiseración y reproches. Porque no es lo mismo decirle a una mujer que se incorpora de su baja maternal: '¿vas a dejarla tan pequeña con alguien?' que preguntar '¿qué vas a hacer con la niña cuando vuelvas a trabajar?'. También el parto está cargado de palabras peligrosas. Cuando los foros más fundamentalista hablan de violencia obstétrica, de la herida profunda de la cesárea, no sé lo que es parir porque me han hecho un cesárea... De nuevo, culpa. Error y frustración. 'Se ideologiza y se moraliza el discurso', que diría la Badinter.

Probablemente, tampoco es lo mismo decir las cosas como las ha dicho Molinos, que adoptar un tono más pausado, no utilizar expresiones malsonantes y tratar de razonar, debatir, buscar puntos de encuentro... Pero ella habla en su blog, que es suyo y dice lo que quiere. Y quien la lee habitualmente no se puede sorprender de su tono, de su fondo y de su forma. Ah. También echo en falta, además del tan reclamado respeto, algún recuerdo a otra palabra: humor.

Molinos dice lo que dice en su blog. Las palabras que a mi me inquietan (fracasar,arruinar, dejar) las dice mucha gente. En el parque, en el centro de salud, en foros y webs, en el trabajo, en libros de gurús maternales... Circulan como algo asumido y descargan en una mujer con un bebé toneladas de sensaciones chungas. 

Cuidado con las palabras. Su poder es enorme. 

22 comentarios:

  1. Hola, había te había respondido en el blog de Molinos pero cerró comments y no entró. Hizo bien, conste.
    Aquí en este post, has expuesto lo que me jode, y eso que ahora yo soy la abuela, no la madre. Mi hija tiene 22 añitos (pero hasta a la Badinter se ha leído la tía, cosa que yo no), así que esta new way me pilla de nuevas, eso sí la tuve jovencita y recuerdo que el tono de los médicos era mira, guapa, haz lo que te digo. Pero sin happyflowers sutiles. Que este buenrrollo neomaternal es a costa de cargarse la capacidad crítica de la madre -mucho más que la del padre- y si se pone farruca llevarse por delante la autoestima de la misma. El palabrerío no es nada inocente y menos cuando se usa por parte de un profesional sanitario, la jerga de las matronas new way es apabullante. Se trata de imponer una ortodoxia toda totalmente centrada en el bienestar del bebé, cómo puedes oponerte al bien de tu(s) bebé(s) de una forma sutil, con palabras que indican que esto es bueno y lo contrario es fracasar, pero sin llamarte fracsada ni nada malo, oyes, eso son interpretaciones que te haces tú.
    También te decía a propósito de ir a comentar en mamávaca o no, que a mi me gusta que se lo curren para insultarte, por ejemplo señalando una frase para decirte que eres una mal follada, eso es trabajar algo. Pero si te insultan antes de decir muuu-muuu, o guau-guauuu, pues me parece de poco mérito y mucha vagancia. Pero si te apetece a ti, me divertiré mucho leyéndolo. Ya he visto que Nán en la primera guerra fue una mujer -de provecho se supone- ahora es un perro guardián, es que no somos nadie.
    Si quieres otra idea, como les va lo de las palabritas sutiles, pues se podría inventar un diálogo de besugos sutil, en plan lo que yo hago lo hago sobre todo por el bienestar de mi bebeeeeeeee, por eso le doy bibi, por eso va en carrito, por eso va a la guardeeee. Tú de muy sacrificada, eso sí. Sería para partirse la caja de lo descuadradas que se quedarían.
    Ah, y habría que poner un banner para alertar sobre sites que van de buen rollo de puertas para fuera y que cuando entras te ponen a caer de un burro por hacer las cosas de una forma no ortodoxa. Aviso, este sitio le va a hacer pensar que ud no es una buena madre, no se fíe del lenguaje de buen rollo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola xaquí! Qué sorpresa! Qué bueno leerte por aquí y... qué rabia cuando te vienen a la cabeza respuestas a comentarios que parecen un nuevo post!!

      Yo también creo que Moli hizo bien en cerrar los comments: porque es su blog y hace con él lo que la da la gana es la primera y principal razón. También porque yo reconozco en mi un comportamiento un poco hooligan, un poco de borrachera innecesaria, pero es un tema muy interesante y como yo intentaba (y lo he hecho muchas veces) explicar, la cosa tiene más fondo y va un poco de las cosas que dice la Badinter. Yo no soy tan radical como ella, pero coincido bastante en la oposición a esta corriente pseudo natural que no es natural, es primitiva. Pero bueno...

      Apunto tu sugerencias de palabras peligrosas para un segundo post sobre el tema y añado esta: 'el biberón se lo puede dar CUALQUIERA'. Ahí la dejo.

      No sé si tendrás nieto o nieta, pero te aseguro que mola tener una madre como tú cuanto te conviertes en madre. Y una abuela así si eres niña. Sí, lo sé, si eres niño también, pero si eres niña, más. Ahora que lo pienso, yo también podría ser abuela, o casi, lo que pasa es que tuve a lasmías mayorcita, con 33 y 35. Te leo y me viene a la cabeza mi madre. Es mucho más mayor, tiene 65 pero yo creo que nació antes de lo que le tocaba. En el año 1972 decidió no amamantar y le cayó la del pulpo. Siempre me ha metido mucha caña para que acabara convirtiéndome en lo que yo quisiera, pero sobre todo en una persona independiente. Y cuando le cuento estas cosas de la CN se pone como una moto y dice 'pero qué os hemos enseñado tal mal las madres de mi generación'.

      Mala madre. No me lo han dicho tan claro. Me ha dicho recientemente que estoy llena de odio y obsesión y que les dan pena mis hijas... sí, entra en el vocabulario sutil ese.

      No, no voy a ir a la mamavaca ni a entornos similares. Soy una señora.;-)

      Otro saludo. Un placer.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Buenas...

    Primero, cerré los comentarios por aburrimiento sinceramente...no tengo nada en contra de que la gente discuta o argumente en los comentarios pero creo que ya estaba todo dicho.

    Con respecto al post, yo no creo que haya bandos. Por un lado hay un grupo maternal organizado en portales, webs, corrientes y demás que al grito de "somos las mejores madres" se dedican a dar pautas con todo lo que debes hacer si "quieres" a tus hijos. Y luego estamos todos los demás, madres y padres, llevándolo como podemos y sin creernos los centros del universo por ellos.

    Yo jamás entro en los blogs de esa corriente porque no me interesa y jamás entraria a insultar ni poner a parir a nadie ni a criticar. Y además yo jamás pongo en duda que quieran muchísimo a sus hijos...cosa que si hacen ellas, pero vamos que paso infinito.

    Ah y por supuesto hay una falta total de sentido del humor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Llámalo dos bandos, dos tendencias, dos mundos. Pero creo que algo hay. Y no están sólo aquí dentro... están ahí fuera. En los centros de salud, en la mesa de al lado... más cerca de lo que te imaginas.

      Yo sí que he entrado pero me lo voy a dejar del todo. A los 40 y pico una ya es mayorcita y tiene que tener claras algunas cosas. Y una de esas cosas es saber que no le puedes caer bien a todo el mundo y la otra, que es conveniente, efectivamente, pasar infinito de muchas cosas. Me ha dado un ataque de madurez. No hay mal que por bien no venga!

      Hasta pronto!!

      Eliminar
  4. Eh, muchas gracias!. Son dos niños, mellizos ;). Conste que los treinttaitantos me parece una buna edad para ser madre, je.

    Pero estoy más de acuerdo contigo que con Molinos, he visto a gente con muy mal rollo por lo que se pone en esos blogs, y me jiba más por gente que he visto con hijos prematuros o con algún problema, gente que no tiene familia cerca, gente en un momento vulnerable, y para lo demás muy madura y coherente.

    ResponderEliminar
  5. Hola Anna!! Nos conocemos poquito, básicamente a través del AZ de La Maternidad!! Me apetece mucho comentarte.. Espero que no te moleste que lo haga para dar un punto de vista no diferente, sino complemetario al tu post...

    Estoy plenamente de acuerdo contigo hasta el quinto párrafo. Creo que las palabras son importantes. Yo, con tres hijos, hactengo experiencias de todos los colores, y sé el daño que las palabras pueden hacer. He vivido en mis propias carnes la frustración de la que hablas.. porque cuando no consigues dar lo mejor para tu bebé, te sientes mala madre. Hay presión com la LM. Es evidente.

    Por un lado me parece genial que se promueva, que se dé a conocer sus ventajas innegables y científicamente demostradas. Pero nuestro sistema/sociedad falla en apoyar, no con palabras, sino con hechos, con acciones REALES a la mujer que decide amamantar.

    Está muy bien editar guías, abrir blogs informativos, hablar, hablar y hablar de la LM... Pero cuando una madre se encuentra los primeros días sola en su casa, con un bebé recién nacido y con el baile hormonal en su interior, lo que falta son HECHOS TANGIBLES de apoyo a la LM.

    Mientras no existan, no se puede culpabilizar a las madres que lo intentan pero no lo consiguen. Porque sufren dos veces, y no es justo. Esto se podría solucionar a través del sistema sanitario, con matrones formadas que apoyen sistemáticamente a las parturientas en sus casas como ocurre en otros países, pero claro, con la crisis...

    Por otro lado, están las madres que voluntariamente, por H, B, o Z, deciden no amamantar. Y no encuentro ninguna objeción al tema. Sólo me interesa saber si realmente han sido informadas de lo que supone la Lm. Si a pesar de conocer lo que hay, deciden no dar pecho, perfecto. Estas madres no verán "arruinada" su lactancia ni "fracasarán" (como yo sí siento que lo hice), porque uno sólo fracasa en los objetivos que se establece como meta, y no sobre las metas que otros establecen.

    En cuanto al polémico post... No soy seguidora y poco puedo decir de su línea habitual... pero he leido posts que tratan el tema de la lactancia con verdadero humor, riéndose de sus luces y sus sombras (que las tiene), pero sin ofender a nadie.

    Hablar de "selecta secta" para referirse a madres, que como todas, hacen lo que creen mejor para sus hijos, me parece más bien bochornoso. En cuanto a lo que entiende la mujer por "crianza natural", es como para reír por no llorar. Imagino que sus hijas jamás harán nada incorrecto, porque... con su crianza "artificial" tiene la varita mágica para todo, por lo que se ve.

    En definitiva, me parece un post vacío, ofensivo y provocador. Y sí me parece curioso que digas que te preocupa que las madres PRO-CN hacen sentir mal a las mujeres con su lenguaje "culpabilístico" en los parques, y en todos los sitios, y argumentes de contrario de la "Molinos" lo hace sólo en su blog... Y eso, en primer lugar, porque su blog es público y llega a muchísima gente... Así que no lo está diciendo para los cuellos de su camisa precisamente. En segundo lugar, porque si esta persona escribe esto en su blog, que no dirá en sus círculos.. en el parque.. con otras madres...

    No entiendo por qué la "presión" de una parte nos resulta criticable, y la ofensa de la otra, es llamada "humor". ¿Quizá la diferencia es el bando en el que cada uno está?

    Desde luego, me llega mucho más tu post, y suscribo buena parte de tus palabras hasta que la "defiendes".

    Y no creo que existan dos bandos reales de madres. Dialécticamente, puede. Pero en el fondo, todas pretendemos lo mejor para nuestros hijos. Y eso nos une muchísimo más de lo que nos separa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Adhiero 100% al comentario de Trimadre... acordé en todo hasta el 5to párrafo.

    Creo que todas las madres hacemos lo mejor que podemos y consideramos lo mejor para nuestr@s hij@s. Me duele el ataque porque todas tenemos derecho a elegir la forma de crianza en la que creamos. Yo sí siento que fracasé con la LM porque era mi meta y no pude lograrla. Leí el post de la señora Molinos y realmente me resultó muy chocante.
    En fin, coincido en que las palabras son muy poderosas y hay que usarlas con cuidado.

    Un abrazo desde Argentina

    ResponderEliminar
  7. hola Anna. Creo que este tipo de post siempre- o casi siempre- resultan polémicos. A mi particularmente me cansa este tipo de discusión. No me refiero a la tuya, no, la verdad es que yo no dí pecho a ninguno de mis tres hijos, vaya ,que no lo intenté, por decisión propia. Y con el primero iba cagaíta al hospital pensando en la brasa que me iban a dar los médicos y las matronas haciéndome sentir mala madre.
    Y creo que el problema se reduce a eso: a cómo te hagan sentir los demás, sobre todo cuando tu vida como madre empieza y dudas de todo.
    Después de 3 niños, trabajar fuera de casa ("dejando a los niños con algien") y disfrutar de muchas cosas pero renunciar a otras, creo que la frase que define esto de la maternidad es "que cada palo sujete su vela". Es decir, yo respeto todas las opiniones, que cada uno dentro de su casa haga lo que le apetezca, le llame como quiera y lo abandere cuanto le guste.....pero sin juzgar o criticar gratuitamente a los demás. Veo cada vez más extremistas en este tema, y eso es lo que realmente me disgusta.
    ¿Dos bandos? Sí, el de l@s extremistas (a favor y en contra de cualquier postura, no necesariamente a favor de CN, colecho, etc, si no también radicalmente en contra) y los demás.
    Los demás somos aquellos que salimos del paso lo mejor que podemos/sabemos, nos equivocamos y lo admitimos, lo corregimos o eso intentamos, y aunque por dentro podamos pensar que lo que hace el otro no es lo mejor, respetamos su decisión. ¿Por que? Espero cierta reciprocidad: yo no me meto en tus cosas, tú deja en paz a mis hijos y mi manera de llevarlos.


    ResponderEliminar
  8. Trimadre, Pao y Paula. Contesto a todas aunque supongo que me iré refiriendo a cosas de cada una. Vamos a ver...

    Sobre Molinos y su defensa. A mi encanta su blog. Estoy de acuerdo con muchas de las cosas que escribe (no todas, claro. No estuve de acuerdo con un post sobre Rubalcaba, pero eso es deformación profesional mía) y me gustan las cosas que escribe. Me gusta porque me hace reir, pensar y a mi, que soy de nudo en la garganta fácil, me lo ha puesto muchas veces. Y alguna que otra, por cierto, cuando habla de sus hijas. Creo que no debería añadir más sobre su post. Me considero una descerebrada, no su exégeta. Y en cualquier caso, ahora me toca a mi hacerme responsable de los comentarios que servidora hizo en el famoso post y que han indignado igual o más por lo que he visto. Porque sí... lo he vuelto a hacer... he leído blogs por ahí que... ojito, ojito... Vale, y acabo con el Molinos así: creo que ella se quedó en la cáscara, en la parafernalia de la CN.

    Yo quiero ir un poco más allá. He estado mucho tiempo comentando en una web sobre cosas de madres y niños. Bebesymas. Ahí y gracias a mi entorno, empecé a saber qué era la CN. Y resumiendo, yo sí que creo que hay dos bandos-corrientes-tendencias. Realmente hay uno claro, como dice ahí arriba Moli, organizado en blogs, portales, webs, libros, revistas. Es una manera de entender la maternidad. Supongo que también la vida. Luego estamos los que hacemos lo que buenamente podemos, vamos al día, sin una planificación de crianza a largo plazo. Y dentro de este último grupo, hay gente que se plantea por qué está tan extendida, por qué ha calado la CN, C con apego...

    Y yo me sitúo en este grupo, no porque se me haya ocurrido a mi. Porque me ha chocado ver a amigas hundidas por cesáreas, lactancias e incorporaciones al trabajo. Porque a mi me han dicho verdaderas chorradas como que no dar de mamar era un decisión egoísta y que nunca iba a ser lo mismo. Porque yo quería volver a trabajar, no porque no quisiera estar con mis hijas: básicamente porque la baja se acaba y yo no me concibo a mi misma sin mi trabajo.

    El post de Moli es la cáscara del tema. Dentro, para mi, hay una imagen de la maternidad que es un paso atrás. Un entrega total mal entendida. Una regresión, no a un siglo atrás, qué va... a nuestra condición de mamíferos. Todo se razona con que es natural y somos mamíferas. Lo natural es lo natural. Pero en este caso no es lo natural, es lo primitivo. Tanto en el parto, como en la lactancia, como en la relación con nuestros hijos. Y siempre el tan sobrevalorado instinto. Yo no creo en el instinto. Los humanos no tenemos instinto, tenemos inteligencia. Algunas de estas cosas no las digo yo, las dicen intelectuales y pensadoras. Porque sí, son todas mujeres. Y el doctor Sears, es un hombre. Qué cosas. Os recomiendo esta lectura complementaria si aún os quedan ganas ;-) (http://educacion-enrique.blogspot.com.es/2011/06/mujer-versus-madre-elisabeth-badinter.html)

    Y acabo. Trimadre, por supuesto, 'todas pretendemos lo mejor para nuestros hijos. Y eso nos une muchísimo más de lo que nos separa'. Pao, lo mismo, casi con las mismas palabras. Y Paula me pone la guinda: reciprocidad, 'yo no me meto en tus cosas, tú deja en paz a mis hijos y mi manera de llevarlos'. Yo jamás he dudado de la felicidad, salud, equilibrio y vida plena de los hijos de mis criadoras naturales más cercanas. Pero a mi, ellas en persona y en el blogomundo me ha dicho como un mantra 'qué pena me dan tus hijas'.

    Trimadre, esta semana estoy entre la C de culpa y la M de madre. Qué es la culpa. Qué es una madre... voy a pensarlo.

    Besos a todas!!

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!!! (soy charpiñona)

    Ayer te contesté en mi blog -la vida es bella- y como pudiste comprobar quedó hecho una caca de vaca. Me hice un lio intentando arreglarlo y al final, plof! desapareció. Pero bueno, como realmente me importa un pijo porque a mí ese blog me da más comedura de tarro que alegrías pues como que dio lo mismo, el desastre, sabiendo que lo habías leído.

    Ahí te resumí un poco como han sido mis dos maternidades. No tengo una maternidad sólo. Tengo dos hijos. Y cada uno tiene unas demandas. Soy dos madres.

    Yo participé en foros de CN. Y la verdad que, por contra a ti, me gustaron. Me gustaron porque básicamente buscan el respeto y el cuidado del menor. Porque buscan, a la desesperada, que la situación de la madre sea algo más idílica, tierna, humana y menos práctica, que no sea ese sacrificio eterno y rutinario del día al día.
    Porque encuentran en los niños alguien, que más allá de ser cansino, tiene cosas que comunicarnos y enseñarnos.
    Yo aprendí mucho de esos foros. Otras cosas me las salté a la torera (como parir en casa por ejemplo o lo de no ponerse un enema en casa antes de parir por lo beneficioso de las eces maternas para el bebé o dar la teta hasta los 7 años o las maravillas de los homeschooling ...).
    Si te soy sincera, me hubiera encantado parir vía vaginal, mis partos fueron por cesárea y horribles no, lo siguiente. Me hubiera gustado dar el pecho un tiempo razonable, no pudo ser por motivos médicos que no vienen al caso. Me encantaría pasar más tiempo con mis hijos, no puede ser porque trabajo y, encima, me gusta lo que hago.
    No me como la cabeza con ninguna de las dos praxis maternales. Hago lo que tengo que hacer en cada momento con cada uno de mis hijos. Atiendo sus demandas y les doy todo el amor del mundo y más allá. Nunca seré una única madre soy dos, mis hijos son distintos completamente.
    Creo que deberías pasar muy mucho del tema. No sentirte mal por no comulgar con las ideas de unos y de otros. Haces lo que puedes y lo haces muy bien.
    No podemos hacer nada por decirles a esas madres que se sienten mal por intentar seguir unas formas u otras y que asumen como únicas y verdaderas, salvo que DISFRUTEN DE SUS MATERNIDADES, QUE LO HAGAN LO MEJOR QUE PUEDAN Y SE DEJEN DE GILIPOLLECES.

    Pd.- yo si creo que las personas tenemos mucho de instintivas. Si yo me dejo llevar por mi cabeza y mi razón, jamás hubiera tenido hijos.

    MIL BESOS!

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  10. Instinto.
    (Del lat. instinctus).
    1. m. Conjunto de pautas de reacción que, en los animales, contribuyen a la conservación de la vida del individuo y de la especie. Instinto reproductor.
    2. m. Móvil atribuido a un acto, sentimiento, etc., que obedece a una razón profunda, sin que se percate de ello quien lo realiza o siente.
    3. m. Facultad que permite valorar o apreciar ciertas cosas. Tiene instinto pictórico.
    4. m. Rel. p. us. Impulso o movimiento divino, referido a inspiraciones sobrenaturales.
    5. m. ant. Instigación o sugestión.

    Inteligencia:
    (Del lat. intelligentĭa).
    1. f. Capacidad de entender o comprender.
    2. f. Capacidad de resolver problemas.
    3. f. Conocimiento, comprensión, acto de entender.
    4. f. Sentido en que se puede tomar una proposición, un dicho o una expresión.
    5. f. Habilidad, destreza y experiencia.
    6. f. Trato y correspondencia secreta de dos o más personas o naciones entre sí.
    7. f. Sustancia puramente espiritual.

    Yo sigo prefiriendo la inteligencia. La inteligencia es comprensión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues será que soy un remix. Porque más comprensiva que yo, eso prometido, no la hay.

      Pero mira, sin hacer mirado las acepciones del diccionario, veo mis primeras andaduras en esto de intentar ser madre reflejadas en la nº 1, 2 y 4 de la definición de instinto.

      Ahora que ya lo soy, el día a día con mis hijos es, sin dudarlo, un desgaste emocional y de inteligencia tremendo en todas sus acepciones.

      Pd.- Me encanta leerte. Eres un fenómeno.

      Charpiñona.

      Eliminar
  11. Sí! Un mezcladillo. Es por hacer la puñeta ;-P. Por eso del 'mamiferismo' que me da mucha rabia!!
    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  12. Querida Annajr,

    He estado viendo-fisgando tus luchas en Bebesymas y ahora si que te entiendo perfectamente. Antes no te había terminado de pillar el hilo. Ahora, te entiendo de principio a fin. Entiendo tu mala leche, tu oposición a la mala compresión de la CN por muchas personas.
    Después de leer a una autodenominarse "lactivista" me he quedado muerta.
    Ahora me doy cuenta de que tuve suerte. Me refiero que yo entré en foros en los que la CN era algo más racional, más normal y menos talibán.
    En el foro en el que yo entraba era "dormir sin llorar". Mi paso por allí me ayudó, de verdad de la buena, a comprender que si mi hija lloraba y no dormía, no era por hacerme la puñeta. El día que la niña se fue de nuestra cama o había dormido del tirón en la suya y lo comentaba en el foro al día siguiente, todas lo recibían como un avance y no como una desgracia o un atentado por parte de mi hija a la Crianza con apego.

    No sé. Creo que has visto el lado más radical de una Crianza Natural sin fundamento. Ahora te entiendo. Y me da rabia.

    charpiñona.

    ResponderEliminar
  13. Pero lo que me pregunto ¿es qué hacen los moderadores de estos foros?.
    Cuento un poco, mi mosqueo de hace unos años por la mala experiencia de mi cuñada. Le encantaba entrar en foros de crianaza natural -a ella le convencía esto del apego- durante el embarazo pero tras el parto todo lo que tenía planeado se vino abajo porque el niño tuvo que estar hospitalizado mucho tiempo. Y conforme iba contando sus experiencias se iba encontrando con rechazo ya no a sus decisiones, a ella, que ya bastante tenía encima. Como dije es que parece que les gusta cargar contra el que está en el peor momento.
    Y digo yo, ¿dónde estaban los moredadores?, ¿no se supone que tienen que imponer un poco de calma y buenos modos?, ¿no se suponen que tienen que hacer ver las circunstancias del otro aunque no compartan su postura?. ¿O están para hacer amgiguitos y pandi?. ¿O piensan que cuanta más polémica más difusión?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xaquí!
      Supongo que depende del foro. Como todo. Hay algunos muy monocolores y gregarios y no pasan ni una. En bebesymas por ejemplo, hay más amplitud de miras, aunque depende del editor con el que hables. Pero es lógico, mantienen sus posiciones. Y hasta cierto punto me parece bien, lógico. El problema es cuando les gusta demasiado que les regalen los oídos y no aceptan una voz discordante.

      Eliminar
  14. Yo sólo quiero matizar algo porque cada uno tiene su punto de vista. Pero esos artículos que hablan de fracasar", es verdad que las palabras hay que medirlas, pero también hay que entenderlas, y se refieren a fracasar en la lactancia, no a fracasar como madres que es lo que muchas entienden...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, por supuesto. Yo no creo que nadie fracase como madre x no amamantar, dejar de amamantar, parir de una manera o de otra. Pero las palabras las carga el diablo y quedan ahí. Y estoy cansada de leer blogs y comentarios de mujeres que arrastran un sentimiento de fracaso en toda regla por, por ejemplo, no haber amamantadao.

      Eliminar
  15. Pues claro que hay algo más, algún día tendría que reventar esa olla a presión.

    http://redune.proteccion.infancia.over-blog.org/article-circulos-pro-crianza-con-apego-grupo-de-riesgo-para-la-maternidad-118058159.HTML

    http://www.educasectas.org/fbu-1/

    ResponderEliminar