miércoles, 5 de junio de 2013

La maternidad de la A a la Z. A de abuelos


1980. Soy la de la izquierda. Con mi hermano,  mi primo y mi avi
Celebrábamos el cumpleaños de mi iaia

Yo nací con dos abuelos, mi iaia y mi avi. Lasmías han nacido con 4: iaia y iaio, avi y àvia. Yo aún tengo iaia de 92 años y mi avi murió hace 5. A lasmías les queda un avi y una àvia y una iaia, porque el iaio se fue, de repente, hace un año y medio. Hasta hace cosa de 3 o 4 años, mis hijas recibían de diferente manera, según el día, el siguiente anuncio: hoy os vais a quedar a dormir en casa de los avis/iaios. Acogían la frase con naturalidad, pero según les pegara, el momento de la despedida era algo así:

-¡¡Mamáaaa, no te vayaaaaas!!
-¡¡Mamáaaa, no te vayaaaaas!!

Despedida acompañada de diferentes técnicas de escapismo por nuestra parte: desaparecer de repente sin decir nada, un hasta luego en toda regla explicándoles que volvíamos en un rato o a la mañana siguiente... todo un drama, para acabar recibiendo una llamada o sms a la media hora diciendo: se les ha pasado en cuanto os habéis ido. Estamos jugando. Todo bien.

Bueno, pues hace tiempo que esas escenas ya no se repiten. Es más. Las dos han conseguido desarrollar un nivel de desafección hacia nosotros impresionante.

-Mamá, ¿esta tarde trabajas? ¿Con quién nos quedamos, con los avis o con la iaia?

Llamo por teléfono a media tarde para ver cómo están:

- ¿Os queréis poner? ¡Es la mamá!
- Noooo. Que estamos jugando. 
- Noooo. Que estamos jugando. 
- Ahora te mando una foto por whatsapp.

Esa es mi madre. Que ya está instalada en las nuevas tecnologías y que en breve me va a hacer llegar una foto de las dos haciendo el guarro con la tierra en su jardín, plantando flores o haciendo perfume con colonia y pétalos.  Sucias hasta decir basta. Yo no veo su felicidad. Sólo veo ropa sucia. O una foto comiendo croquetas crudas. O disfrazadas con la ropa de invierno que ya está guardada en la buhardilla de casa dels avis. En esa foto, Ladecinco lleva una camiseta del Barça que le llega a los pies, botas camperas y una guitarra. Ladesiete se ha plantado una pamela de una boda de los 80, zapatos de tacón y un vestido de origen desconocido con el cinturón del albornoz, amén de ir pintada como una puerta. Y yo no veo el éxtasis y la diversión. Sólo veo una habitación desastrada que habrá que recoger. Si se quedan a dormir, probablemente cenarán en la cama de mis padres, con bandejas y un menú que no sé de qué estará compuesto, pero que no dudo de que tendrá mucho ketchup. Y la foto me hará combustionar, porque yo sólo veré una noche de desmadre absoluto, una escena que retrata a dos niñas perdidas ya difíciles de recuperar para el camino de la férrea disciplina maternal.

Mi madre las vuelve locas. Se ha tomado muy en serio la frase de mi avi, aquella que le decía a ella cuando mi hermano y yo éramos pequeños: 'yo sólo tengo la obligación de quererlos, tú además tienes que educarlos'. Claro, que las cosas se ven muy distintas según seas hija, madre o nieta. Esos días, mi madre me devuelve a dos pequeñas salvajes desatadas, que piden quedarse un poquito más ante mi insistencia por ir a casa. 

Si se trata de mi suegra, su iaia, la imagen es parecida pero menos delirante. Su iaia es un ángel, con todo lo que ello comporta. Su dotación de paciencia es increíble. Me consta que a Ladesiete le ha hecho acabarse un plátano a los tres cuartos de hora de haberlo pelado. Y que no ha perdido jamás los estribos con una rabieta de Ladecinco. Lo suyo es de medalla, de estatua, de Óscar y de premio Nobel. Vive en un estado de flipamiento total con sus nietas. Lo de que se le cae la baba, se queda corto. Las ve dormidas, las mira y repite: es que esto no tiene nada que ver con criar a un hijo. Esto es muy fuerte. ¿Está o no está en estado de flipamientoUn estado muy parecido, por cierto, al de mi padre. 

Mi avi murió hace 5 años. Murió 20 minutos antes de que llegáramos a su casa para presentarle a Ladecinco que tenía poco más de un mes. Habíamos hecho un viaje de dos horas y media, Elmío, Ladesiete que tenía 2 años, mi padre y yo. Mi madre llevaba desde que nació la pequeña en casa de sus padres, pasando allí los últimos días de mi abuelo.

Dejamos los trastos en el hotel. Cambié a la bebé y preparé los trastos para darle el bibe en casa de mis abuelos. Saliendo del hotel me llamó mi madre. 'Anna, se acaba de morir'. Uff. Un momento.

Sigo. 

Claro, iba a cumplir 85 años, pero yo confiaba en que iba a durar un poco más.  Para poder compartir mi nueva maternidad con él. Luego vinieron dos días de tanatorio y funeral. En el tanatorio me junté con mi primo (el rubio de la foto) y su hija que tendría 9 meses. Mis hormonas y la tristeza desencadenaron mis recuerdos con una fuerza increíble y me di cuenta de la cantidad de memorias que tenía -que tengo- de mi abuelo. Recuerdos intensos, imágenes clarísimas (más que en las fotos de ahí arriba... que mi tecnolerdismo me ha impedido reproducirlas mejor), su voz, sus palabras, juegos, el tacto de sus manos, sus besos, sus abrazos, nuestras conversaciones telefónicas, nuestras cartas, su bebida favorita, su puro farias, sus barcos, los bolis y lápices en el bolsillo de la camisa... Su amor. Ese mismo que ahora reciben lasmías. Ese mismo que espero que quede tan grabado en su memoria.

Y ¿qué tiene que ver esto con la maternidad? Pues que no concibo mi condición de madre sin la de hija. Y tampoco sin recodar que aún soy una nieta. Y estos días que recojo a lasmías del cole a las 13:30, gracias a una carambola laboral que me va a durar 15 días, me encuentro con más abuelos que padres. Y los miro. Y no paro de pensar en la suerte que tienen sus nietos.



"La maternidad de la A a la Z" es un carnaval de blog iniciado por Trimadre a los Treinta que consiste en que cada madre participante describa un sentimiento al que ha descubierto un nuevo sentido con la maternidad, o una faceta de su personalidad que desconocía antes de ser madre. El objetivo es crear en red, colaborando unas con otras, un "Diccionario de madres" con el que reírnos, emocionarnos y conocernos un poco más.
Síguelo en Twitter #azdelamaternidad
Si estás interesada en participar, tienes toda la información a tu disposición aquí.




36 comentarios:

  1. Hola! me gusta la aportación que has hecho, ¿hay algo más bonito que los abuelos? los míos también fueron muy importantes para mí... Mi entrada de este carnaval de blog es la 9, por si quieres echarle un vistazo. Saludos blogueros! Por cierto, me he sentido muy identificada con las fotos que has puesto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... las fotos son tremebundas!
      Me paso por ahí a leerte y muchas gracias!

      Eliminar
  2. ufffffffffffff qué bonito... me ha encantado y pienso como tú.. no tendríamos maternidad si antes no la hubieran tenido ellos.. y les debemos tanto..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo francamente no sé qué haría ahora sin la ayuda de mis padres y de mi suegra. Ellos son un pilar para mi y un referente para ellas. Y también, por qué no, por mucho que dijera mi abuelo, participan en su educación!
      Gracias!!

      Eliminar
  3. Ufff me as echo llorar ... mis hijos tienen abuelos y bisabuelos y pensar en que algun dia pueden faltar me aterra ....
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sabes qué? El post realmente lo empecé riéndome mucho pensando en las fotos de whatsapp de mi madre. Pero sí, casi al final yo también he llorado.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  4. Pensaba escribir un post sobre abuelos, pero creo que has dicho todo lo que se puede decir, y de una manera preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Seguro que le encuentras tu punto.
      ¿Te has leído ya a la Badinter? ¿En pequeñas dosis??
      ;-P

      Eliminar
  5. Precioso post, estoy con los pelos de punta y las lagrimillas en los ojos. Yo ya no puedo disfrutar de mis abuelos pero me acuerdo mucho de ellos y espero que mis hijas disfruten tanto de los suyos como yo lo hice de los míos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en esas 'historietas de mamá', tus abuelos merecen un capítulo para que tus hijas los conozcan.
      Ahí lo dejo!
      ;-))

      Eliminar
  6. Bonito, excelente, ameno, hermoso, bello, perfecto, atractivo, pulcro, sugestivo.

    GRACIAS.

    ResponderEliminar
  7. Joder, casi me pongo a llorar en el curro y un servidor tiene su reputación (poca, pero reputación al fin y al cabo).

    HOMENAJE de los buenos a esa figura de los abuelos que yo también tengo muy presente, y empiezo a adivinar lo grande que debe ser convertirse en abuelo.

    Gran Post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Mmmmm.... yo no sé tú, pero yo no veo muy clara la posibilida de convertirme en abuela, al menos en las condiciones de mis abuelos y de los abuelos de mis hijas. Si las tuve con 34 y 36 y tengo que trabajar hasta los 37... uff, lo veo muy chungo. Encima tengo tendencia al pensamiento pesimista. No sé yo....

      Eliminar
  8. Para mí, mis ABUELOS son y han sido como unos padres para mí. Con eso lo digo todo. Y una de mis entradas en este diccionario van también por ahí. Me alegro mucho de que coincidamos en esto... y de que lo hayas podido disfrutar y lo estés disfrutando tanto como yo... y tus peques también.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esto y con el Gran Gatsby!!!
      Pues fíjate que mis avis no vivían en la misma ciudad que yo. He pasado con ellos los veranos, navidades, temporadas en mi casa... Pero pese a no haberlos tenido cada día a mi lado he disfrutado muchísimo de ellos. Mi infancia son mis veranos con ellos.
      A mis abuelos paternos no los conocí. Tengo muchas fotos. Yo me parezco mucho a mi abuela, todo el mundo lo dice y las fotos lo acreditan. Y no sé... pero me la he imaginado muchas veces, pienso en ella y la construyo en mi cabeza. Me gusta pensar cómo hubiera sido... será la vena literaria!!!
      Besoss!!

      Eliminar
  9. Precioso post! Emocionante hasta las lágrimas. Hace 5 años también murió mi abuelo y siento en el alma que no haya conocido a sus bisnietas, la hija de mi hermana y mi hija. Creo que las habría amado con locura más de lo que nos amó a nosotras (a mis hermanas y a mí). Creo que Muriel es muy afortunada... tiene 2 bisabuelas maternas (mi abu y mi nonna) y 4 abuelos... y es tan mimada por todos... ella dijo mamá y al poco tiempo nona, nono, lela, lala y abuelos... ama pasar el tiempo con cada uno y yo me siento orgullosa!!!

    Otra vez, precioso post el de a de abuelos

    Un besote

    Muriel y yo, U de utopía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuelo sí que disfrutó dos años de su bisnieta mayor, Ladesiete. Sólo esos dos primeros años pero cuando la tenía en brazos el pobre se derretía... me ignoraba!! A mi! Su nieta favorita!!!
      Gracias Pao!
      Ahora paso por ahí que os quería contestar a todos!
      Besos!

      Eliminar
  10. ¡Muy bonito el post! ¡Que vivan los abuelos! Los nuestros y los de nuestros hijos. Yo recuerdo a los míos con verdadero amor. Disfruta mientras puedas de tu condición de nieta. Besos.

    www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!
      A mi abuela sigo llamándola por teléfono todos los domingos puntualmente a las 21h. Está mayor, muy bien de la cabeza, pero cansada y achacosa la pobre. Vamos a verla siempre que podemos. Y ya empiezo a ver que mucho, mucho no me va a durar... Así, que sí, voy a aprovechar mientras pueda que me siga diciendo que soy tannnn guapa!!

      Eliminar
  11. Que figura tan inmensa la de los abuelos...ahora mismo está Nenúfar en brazos de la suya riendo sin parar...es el sonido de la felicidad, me encanta verlas juntas...
    Muy bonito post
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de mis recuerdos recientes más chulo es ver a mi padre dándole el biberón a mis hijas. Su cara era digna de ver: una mezcla de nervios y de felicidad!!
      Gracias!

      Eliminar
  12. Es precioso. Para mi los abuelos (de mis hijas) han sido lo mejor, sin ellos nada hubiera podido salir adelante. Yo no conocí a mis dos abuelos y pronto faltó una de las abuelas. En fin, son las raíces...pero yo no soy capaz de verme así todavía glups :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooo! Que tú eres una niña!!
      Te tengo que decir que mi abuelo tenía 48 años cuando nací yo. Un chaval!
      Besos!

      Eliminar
  13. Los abuelos son lo más maravilloso del mundo! Los míos sólo tienen aquí a mi madre y se vuelven locos con ella, también los "malcría" pero creo que menos que yo, jajaja que nos gusta malcriar a los niños! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. La figura de los abuelos es muy importante, es una de las cosas que más valoro. Yo tuve la suerte de disfrutarlos muchos años, y me daba mucha pena que mis hijas no pudieran criarse con sus abuelos, ya que vivíamos muy lejos. Pero ahora, que estamos juntos, me encanta ver como se están disfrutando mutuamente.

    Un slaudo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo en la foto a una fallereta??
      Eso es una de las cosas que más ilusión le haría a la iaia paciente... que sus nietas se animaran, pero no hay manera!! jejeje ;-))
      Otro saludo!

      Eliminar
  15. Los abuelos son muy importantes en la vida!! yo poco recuerdo a mi abuelo paterno y al materno no lo conocí, pero a las abuelitas sí. Aún la madre de mi mamá está con nosotros (tiene 92 años) y ella siempre nos cuidó mientras mamá trabajaba. Puedo decir que es lo más fantástico del mundo, son súper consentidores y sin ellos nuestra infancia y nuestra vida en general no es igual. Ahora que veo a mis padres como abuelos, puedo sentir como surge ese amor tierno y profundo que imagino sintieron con nosotros, esa melaza, ese cuidado extremo, es realmente maravilloso verlos. Hermosa palabra!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También en general, la gente mayor. Son de un gran valor. A mi me encantan, me enternecen.
      Gracias!!

      Eliminar
  16. Qué grandes son los abuelos. Yo solo tuve uno y, murió cuando tenía 14 años, pero fue maravilloso, tengo tantos recuerdos y tam buenos.....

    Mi hijo con mi made tiene una relación espsecial.... cuando está ella, no exisste nadie más... me encanta verlo, claro, mi madre encantada de la vida....

    Los abuelos son lo mejor que hay y los nietos, por su parte les dan una vida (poque un hijo se cria, un abuelo lo disfruta!!!!)

    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  17. Ayer te escribí un comentario a las 2 de la mañana por mi insomnio galopante y se borró antes de publicar. Te decía que mi abuela Paca que sigue con nosotros, es la mejor abuela del mundo mundial (como no podía ser de otra manera). Con ella aprendí muchas cosas y me divertí mucho y no concibo la vida sin ella aunque la tenga lejos. Cuando no esté va a ser muy duro. Actualmente mis hijas adoran a sus abuelos y bisabuela y tienen una muy buena relación. Por eso tu post me ha calado hondo y creo que los abuelos son una parte muy importante de la infancia y la maternidad. Cuando nos convertimos en madres empezamos a entender a los abuelos ;-)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las imágenes más tiernas y preciosas que se puede guardar en la memoria. Un abuelo/a con su nieto/a. Yo los veo ahora y veo fotos como las de ahí arriba y me entran unos suspiross....
      Disfruta de tu weekend.

      Eliminar
  18. Qué bonitas fotos.
    Sabes? Yo no tuve abuelos. Uno murió cuando mi papá era chiquito, y el otro se separó de mi abuela y lo vi, a lo mucho, cinco veces en mi vida. Con mis abuelas tuve una relación distante: una era muy fría y la otra muy rara. Mi papá acaba de fallecer y me duele en el alma que mi niño no vaya a disfrutarlo. Pero estaba tan enfermo que tampoco me hubiera gustado... me hubiera gustado que lo conociera como lo conocí yo, que lo disfrutara sano y feliz, chistoso, juguetón. Por eso, voy a escribirle la historia de mi papá, y se la voy a leer cuando pregunte por él.
    Mi niño tendrá a su abuela materna y a sus abuelos paternos. Los tres cariñosísimos, mueren por su nieto, se les cae la baba, es indescriptible. Y yo los miro y me sorprendo, porque yo no tuve eso, y como tú, digo, qué suerte tiene.
    Un abrazo. Gracias por esta linda reflexión.

    ResponderEliminar
  19. Me ha emocionado. Yo no conocí a uno de mis abuelos, y otros 2 murieron siendo yo muy pequeñita. Mi iaia, aunque dicen que era muy severa, conmigo siempre fue muy buena. Por desgracia, a mi Peque tampoco va a poder conocer a su iaia (mi madre), pero mi padre está volcado con él. Y casi se me cae la lagrimita cada vez que veo como mi Peque se alegra de verle.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Hola! Me eh leído todo el post con un nudo en la garganta... Y aun que esto ya casi tiene un año me lo encontre pinchando por aquí y por allá! Hermosos abuelitos y maravillosa experiencia la de tenerlos, yo ya no tengo a los mios y me disfrute muchisimo a los maternos el gran privilegio de ser la primera nieta asi que se muy bien ahora que ellos me gozaron mucho... Pues yo desde hace 9 meses soy una nonnaamore!!!! Es lo mas hermoso que me paso despues de ser madre de tres, los tuve muy joven y ahora la dicha de ser abuela a los 44..(Ups) si y es mi gran oportunidad de pagarle a mi niño lo que quedé debiendo a su madre... En realidad ahora entiendo este gran amor que sienten los abuelos y por eso es que consentimos tanto pues no nos dimos el chance con los hijos!! Asi que perdon pero que lindo fue toparme con este carnabal! Pronto muy pronto escribire mi propio blog acerca de esta maravillosisima experiencia!!

    ResponderEliminar