martes, 1 de abril de 2014

No es TDAH



- Mamá, ¿aquí es donde me van a hacer el test?
- Sí, es aquí.
- Pues esto parece el médico.

Claro. Es que era un centro de salud. A Ladecinco es difícil engañarla, pero ante este trance solo he podido caer en las prácticas más desaconsejadas para cualquier tipo de relación basada en la confianza: el engaño y la mentira. No le he dicho que íbamos a ver a una psiquiatra por recomendación y prescripción de su pediatra, para descartar un posible transtorno por déficit de atención por hiperactividad.

- ¿Y qué me van a preguntar? ¿Las letras, los números y hacer bucles, como la seño Marta del cole?
- Sí, más o menos, porque lo hacen para pasar a primaria.
- Pero si ya lo he hecho... ¿a mi hermana se lo hicieron cuando pasó a primaria?

Ya está, no falla. Siempre tiene a su hermana en la boca. Y en la mano si es preciso para arrearle. Los celos se la comen. Si se pone mala siempre tiene más fiebre que su hermana mayor y le irrita de una manera espectacular que la gente hable del parecido físico que tiene Ladesiete con una de sus abuelas. Un día le soltó, oye yaya, aunque yo no me parezca a ti también soy tu nieta, ¿eh?. A los celos hay que añadir sus constantes rabietas, su carácter exasperante, una inteligencia que roza la impertinencia, su habilidad para ponerme frenética y su incapacidad para obeceder. 

Por eso hemos acabado hoy en el área de salud mental infantil, porque ya no me sirven las constantes apelaciones a su fuerte carácter, a su talento privilegiado, a su desarrollo cognitivo por encima de la media, a su adelanto verbal porque habla como el presidente de la RAE desde que tiene 3 años y porque estoy hasta el gorro de oír que nos tiene tomada la medida. Por eso y porque parece que lleve un motor interno que no se apaga nunca, porque trepa por las paredes, porque es bruta, exasperante, agotadora, descarada, contestona, insportable... por todo eso y porque su pediatra lo ha recomendado, hemos ido hoy a la pisiquiatra.

- Papá, ¿por qué ponen una p delante de la s? ¿Cómo se dice pisiquiatra? ¿Qué es un pisiquiatra? ¿Y un pisicólogo clínico? ¿Y salud mental? Ya decía que yo que esto parecía el médico....

Ladecinco se ha quedado con su padre en la sala de espera mientras yo introducía a la Dra. O en el relato sobre su manera de ser, sus fechorías, conducta y comportamiento habitual. Sólo ha estado 3 minutos en la consulta, en los que ha aprovechado para quedarse con una caja de lápices y unos folios que le ha dado la Dra. O después de decirle que mientras hablas con mi mamá te voy escribiendo algo para el test. Yo le he contado que nos enviaba la pediatra para descartar un posible TDAH y para confirmar -o no- que nos encontramos ante un transtorno oposicionista desafiante. La Dra. O no se ha reído en mi cara por cortesía médica. Ha tenido mucha paciencia conmigo mientras yo le relataba rabietas-modelo diarias y shows de ira y broncas. He utilizado mi mejor prosa, mi narración más elaborada y concisa, aderezada con leves toques de sentimiento... sólo me ha faltado decirle que Ladecinco se pone como un gremlin al contacto con el agua después de medianoche. No ha habido manera.

- A tu hija no le pasa nada. Además, sólo se comporta así en casa. Nunca en el cole. No es TDAH. Id a un psicólogo para que os dé unas pautas y para que podáis enderezar una situación que se ha torcido porque estáis en lucha constante.

Y se acabó. Afortunadamente.

- Mamá, ¿ya puedo entrar a hacer el test?
- No (ejem). Ha dicho la Dra. O que no tienes que venir a hacerlo aquí. Que es en otro sitio que ya nos dirán.
- Jo, si ya le había pintado a mi familia y le había escrito los nombres de mis amigos, las letras y el papá me había puesto sumas horizontales.....

Y así ha ido pasando el día. Entre el alivio y la cautela. Entre el desahogo y la guardia bien alta, porque las tardes luminosas del nuevo horario de verano son muy malas y traicioneras y muy propensas a la generación de rabietas. Después de hacer los deberes, las dos hermanas se han sentado a tejer pulseritas de gomitas en paz y armonía. Reconozco haber segregado amor maternal al verlas con sus deditos levantados trenza que te trenza, intercambiando opiniones sobre las distintas combinaciones cromáticas de los brazaletes. Y se me ha caído la baba al oír sus conversaciones.

- Yo apunto los nombres de todos los que van a tener pulsera y tú los tachas cuando las acabemos, ¿vale?
- Vale.
- Oye, ¿cómo te salido el test?
- No, si al final no he hecho el test. Tengo que ir a otro sitio a hacerlo.
- ¿Y por qué te has tenido que ir del cole antes del comedor?
- Pues no lo sé. Pero yo creo que la que ha hecho el test es la mamá. 

No es TDAH, no es transtorno oposicionista desafiante. ¿Qué es?










7 comentarios:

  1. Son cinco años de la segunda. Paciencia.

    ResponderEliminar
  2. Caracter. Alégrate de que no tiene nada peor y échale mucha paciencia. Yo, en tu caso, hablaría con el cole. En el de mis hijos existen los orientadores, psicopedagogos y algún nombre raro más que te ayudan en casos como el tuyo, aunque me imagino que ésto ya lo habrás hecho... Mucho ánimo y muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Gracias!! Paciencia, templanza, fortaleza... hay días que la regalaría, pero es que también es de esas que te suelta: 'para qué me vas a regalar si no me va a querer nadie'. La madre que la parió.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anna, que post tan tierno, de verdad.
    Y por otro lado supongo que es una suerte que en tan poco tiempo os hayan descartado TDHA y no hayáis tenido que estar de prueba en prueba.
    El consejo de ver a un psicólogo esta bien. no tienes porque poner por tu parte toda la paciencia y fuerza, quizás necesitáis una ayuda externa.
    Por favor no consideres que me entrometo, solo era por si lo de ver a un psicólogo no te mola nada (como le pasa a mucha gente) por darte otro punto de vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Senda! Para nada te entrometes... ahí estamos... lo del psicológo está en camino. Yo me resisto porque quiero pensar que los niños de hoy no son tan diferentes de los de antes y los padres de hoy no deberían ser tan diferentes de los de antes... tendré que escribir sobre esto... Pero, sí, exacto, la ayuda no es mala.

      Eliminar
  5. Me alegro mucho. Estoy en una situación similar, desafío constante, ponerme a prueba cada día, tener que irme para poder tranquilizarme 5 minutos y ser yo otra vez...

    Veo que no estoy sola.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo a ti también... Esto se pasará, pero la de burreras que te vas dejando por el camino...

      Eliminar