martes, 16 de febrero de 2016

Algo pasa


Me di cuenta mientras cenábamos. Lo vi claro. Engulleron sin rechistar una crema de berenjenas más que decente, elaborada entre una servidora y la Thermomix, sin sospechar que era de berenjenas. Hablaron de la vida, los deberes, las raquetas y los grandes jettes, mientras pasaban al segundo plato en el que, además de un tierno filete, había brócoli. Mucho brócoli, hervido, con aceite y sal. Tan verde. Tan saludable. Y sin decir ni pío, abriendo la boca sólo para comer y alternar un bocado con un ‘me pasas el aceite, por favor’ o un ‘me podrías poner un poco de agua’, fue pasando la hora de la cena. Plácida y veloz. Bajo la atenta y babosa mirada de su padre y de ésta que vuelve a escribir. Una escena de ciencia ficción, una quimera doméstica, una utopía nutricional, una señal de que algo pasa.

Días atrás, Ladenueve llegó a casa despeinada y con las uñas largas y enlutadas.

“Mamá, tengo que bañarme y me tienes que cortar las uñas que mira cómo las llevo”. 

Este repentino desvelo por la higiene y la manicura también me sorprendió.

“Además, necesito comentarte una cosa. A solas."

Algo pasa. Nos encerramos en el cuarto de baño, intenté llenar la estancia de calor y confianza maternal y no sé si lo conseguí pero mi primogénita me confesó con naturalidad que Nacho le había explicado qué es un puticlub.

“¿Y qué te ha dicho Nacho que es un puticlub?”, pregunté, disimulando mi súbito pasmo.


“Pues me ha dicho que es un sitio con luces de colores donde los hombres van a ver a mujeres que hacen así en la puerta”, me explicó mi vástaga en albornoz, mientras escenificaba ese ‘así’ con una contorsión de tronco que a mi me hubiera provocado un pinzamiento de las vértebras lumbares. 

“Pero yo creo, mamá, que los hombres van allí a otras cosas." 


¿A qué cosas?”, pregunté yo, displicente, mientras concentraba mi atención en la poda de sus uñitas.

“Pues es que no lo sé muy bien. Pero creo que son cosas que me van a explicar el año que viene en 5º de Primaria"

Mientras, Ladesiete sigue paseándose sobrada por la vida y sigue flagelándome con sus burreras y su genio corto. Además, la verborrea que se ha gastado habitualmente, se ha multiplicado por siete en cantidad y calidad. Desde sus reflexiones político-apocalípticas (“Yo veo que desde que se ha ido Rubalcaba todo va mal en la política"); pasando por su dominio de la razón apasionada, la anáfora, la epífora y la bravata más provocadora ("Lo que queréis es que me vaya de casa, que me vaya de casa, ¡eso es lo que queréis!"), para terminar con sus cavilaciones sobre el inexorable paso del tiempo. Ladesiete piensa, luego existe y existe para anudar ideas con una lógica aplastante y dejar a Platón y sus silogismos a la altura del betún. 

"Mamá, yo sé que tengo que hacerme mayor, pero como crezco, cada vez queda menos tiempo para que vosotros os muráis".

Algo pasa. Esta clase de perspectiva desde la que observo los interrogantes, preocupaciones y cambio de hábitos de mis retoñas proyectan cierta dosis de melancolía, lo sé. Se aproxima el momento en que tendré que explicarles qué es la cópula, más allá del término que une el predicado con el sujeto. O que, efectivamente, a más años suyos más años nuestros. Y siento que no falta mucho para que llegue el día en el que comerán hervido, membrillo o percebes. 

Algo pasa. Sí, lo que pasa es que el tiempo pasa. 

Tempus fugit delante de mis narices

5 comentarios:

  1. Glubs, no lo habías podido explicar mejor Ana. El tiempo pasa sí, pero vamos a disfrutar de sus reflexiones porque Ladesiete, Ladenueve, y permíteme que incluya a Ladetres, tienen mucho que decir y con razón: "Mamá, todos los días lo mismo, si esto sigue así ya te digo que me aburriré de todossssss". Gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasar por aquí. Tenemos chicas con carácter y van a dar grandes titulares.
    Un beset ;-)

    ResponderEliminar
  3. Me alegra un motón que después de un tiempo hayas vuelto a escribir. Lo que me he podido reir!! :-)
    Y ladesiete tiene toda razón...desde que se fue Rubalcaba todo va mal en politica. besos

    ResponderEliminar
  4. Mujer un año...¡un año que me he estado pasando para ver si estabas! feliz de que hayas vuelto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oohh! Me alegro de que te alegres... yo también he estado un año pasando por aquí a ver si me animaba a escribir ;-) ¡Muchas gracias!

      Eliminar